LA PRIMA BETTE de Honoré de Balzac

la-prima-bette

Editorial: ALBA Minus
Año edición: Madrid, 2014
Traducción: María Teresa Gallego Urrutia

“Debemos, al menos, admitir este hecho innegable: los viciosos tienen demasiado que hacer en París para dejar que sus perversas inclinaciones actúen por instinto; se limitan a echar mano del vicio para defenderse de los ataques”

Nos encontramos ante una nueva lectura para el Club Pickwick, y debería señalar que todo empezó con una confrontación interior, pues a pesar de apostar por esta lectura, La Prima Bette, frente a la gran obra literaria Los hermanos Karamasov de Fedor Dostoiesvki (ya leída), tenía en en el fondo la confianza de que saliera ganadora ésta última, simplemente porque es una oportunidad de releer un libro que es un imprescindible para quien ame los clásicos. Balzac vs Dostoievski. Por tanto el comienzo con este libro fue un “poder” pero “no querer”

Al comenzar la lectura fue evidente, que había comenzado con mal pie. Me parecía lenta,  abigarrada, exagerada con una trama digna de un “culebrón” televisivo y con unos personajes poco creíbles y especialmente aburridos por esa hiperactuación desmedida. Pensé en dejar el libro. Estuve leyendo diversas obras entre ellas “El jugador” de Dostoyevski (muchas veces las comparaciones son tendenciosas y equivocadas), y otra lectura que tenía mucho que ver con mis circunstancias personales “La vida breve de Katherine Mansfield de Pietro Citati, la cual me hizo reflexionar sobre diversas cosas, entre ellas el “dejarse llevar“. Fue en este momento al terminar las lecturas cuando decidí darle una oportunidad …y me dejé ldia-do-teatrolevar. Me metí en la historia, me senté en mi butaca del teatro y deje a los personajes que libremente se pusieran delante de mis ojos y me contaran su historia. En ese momento la historia de La Prima Bette se desarrollo ante mí y empezaron a surgir muchas ideas de lo qué esta historia estaba significando, pero la fundamental era la respuesta a la pregunta ¿qué estaba representando Balzac?…sencillamente una parte de La Comedia Humana (de la que hablaremos posteriormente), en la que se nos pintaba una parte de la sociedad, y aquello que nos aparece como exagerado, abigarrado, rocambolesco y con un dramatismo hiperbólico, tenia la razón de ser en mostrar una parte lúgubre, avariciosa, viciosa, pérfida, vengativa de la sociedad al igual que cuando el patólogo con un bisturí abre la piel y da cuenta de los diferentes órganos del cuerpo humano. Lo que es seguro que aquí no se estudió ni el “corazón”  (al menos el corazón bondadoso) ni el “cerebro.

LA PRIMA BETTE: UNA HISTORIA DE PASIONES

Esta novela es la historia de una venganza, representada por Lisbeth Fischer, llamada Bette “campesina de los Vosgos, una solterona amargada. Lisbeth vive desde la infancia con una terrible CHARLES HUARD - LA COUSINE BETTEanimadversión hacia su prima Adeline Fischer. La ascensión social que consigue ésta tras un matrimonio con el Barón Hulot de Ervy, un importante miembro de la Administración, crea en ella una gran envidia “La envidia era el fundamento de aquella forma de ser colmada de excentricidades […] pero la envidia se le quedó  escondida en el corazón, como un germen de peste que puede despertar  y asolar una ciudad en cuanto alguien abra el fatal fardo de lana que lo apresa” y una irrefrenable necesidad de venganza. Esta necesidad vengativa se afianza cuando Bette se entera de que Wenceslao Steinbock, el joven artista polaco al que “guardaba” celosamente en una vivienda en el barrio de Le Doyyenne, se casará con la bella hija de su prima, Hortense Hulot (el joven cumplía con dos actitudes principales: era príncipe y sus “futuras” creaciones artísticas podrían tener un alto valor pecuniario). Hortence podía haber tenido la posibilidad de un matrimonio anteriormente convenido, pero a causa de otra venganza ejercida por Celestine Crevel (consuegro de los señores Hulots) contra el señor Hulot por haberle “quitado” a su querida amante Josepha MIrah, por lo phbette33que la joven (y la familia Hulot) se veían sin la posibilidad de un matrimonio social y económicamente provechoso. La oportunidad matrimonial con el príncipe polaco, supuso un alivio para la familia (especialmente para Adeline por la presión “sexual” a la que le sometía Crevel) del que se encapricho la joven Hortence “…había cantado: ¡Wenceslas! ¡Mi alma te idolatra!” al escuchar a su prima  hablar de ese “príncipe de la herramienta“. Bette decidida a llevar a cabo la venganza por la traición a la que se ha visto sometida por sus familiares “Adeline -se dijo Lisbeth- . ¡Ah, Adeline, ya me las pagarás!¡He de verte más fea que yo!“, y ayudada por su bella y codiciosa vecina la señora Valerie Marneffe , auspiciada por su marido Jean-Paul Stanislas Marneffee, deciden aprovechar las pasiones sexuales irrefrenables del Baron Hulot, dirigiéndolas hacia Valerie. Con ello, esperaban conseguir  un triple beneficio: la venganza de Bette, la codicia de Valerie y la ascensión profesional y social del señor Marneffe. Desde este momento las pasiones son los resortes de este drama íntimo -muchas veces trágico y otras veces ridículo- que explora las profundidades oscuras del microcosmos familiar. Nos encontramos una sociedad que destila el hedor de la podredumbre, un Paris que con todo su boato de reminiscencias republicanas e imperiales, guarda un alma cínica e hipócrita tolerando y alentado una sociedad llena de vicios, codicia, corrupción, deseos perversos…todo guardado entre los muros del orden social y familiar.
Es una obra real, cruda, que muestra  las venganzas inmisericordes, ob_e08049_balzac-les-passages-a-paris-au-xixel odio nacido de la envidia y la avaricia, la sexualidad utilitaria cruel y brutal, los impulsos destructivos del individuo sometido a unas pasiones ajenas al raciocinio, que conllevan la disolución de la sagrada sociedad familiar y sus principios morales (tan esenciales para la sociedad burguesa del XIX); y que engañándose a sí misma guarda la “respetable” apariencia formal de una sociedad burguesa y aristócrata, que mientras pasea por los Bulevares parisinos rezuma en sus decoradas y fastuosas viviendas el olor del moho, de la decadencia, de cortinas descoloridas, de muebles que guardaron en su época de gloria mejores brillos y utilidades. En La prima Bette no sólo los objetos se ven sometidos a la degradación del tiempo sino las almas y la razón han dejado paso a la podredumbre moral, reinando las pasiones más viles. La Virtud frente al Vicio, la Razón frente a la Pasión 

LA PRIMA BETTE EN LA COMEDIA HUMANA

  • El proyecto de La Comedia Humana de Balzac

Balzac decidió consolidar todas sus obras al darse cuentan que las novelas que había escrito hasta entonces podían leerse como capítulos de una obra mayor. Una obra que reflejara la sociedad de su tiempo, al igual que había realizado Dante con la Divina Comedia, de ahí el nombre de La Comedia Humana. Esta obra debía reflejar la totalidad la sociedad de su tiempo y que acapararía el período histórico desde la caída de Napoleón hasta la Monarquía de Julio (período comprendido entre 1830 y 1848, el de las llamadas revoluciones liberales y burguesas).
Balzac recrea el mundo cognoscible a través de sus novelas, organizando los valores morales, según su criterio y valoración con la pretensión de establecer la grandiosa tarea de establecer todos los orígenes y condiciones del hombre. Para ello se debía clasificar, almacenar los caracteres de los diferente tipos de comportamientos humanos que él veía en la sociedad francesa, todos los personajes y todas las aspiraciones, ideas y la civilización de medio siglo de vida en Francia. Balzac pinta todos los estratos de la sociedad (la nobleza, la clase alta, la clase media, el pueblo, los campesinos), además describe la diversas profesiones: banqueros, periodistas, abogados, comedia-humana-2comerciantes, etc … y cada uno de estos caracteres se presenta en todos los detalles de su profesión (características físicas, gestos, ropa, estilo de vida, los hábitos, la situación social, etc.) y su entorno (su los padres, esposa, hijos, amigos, médico, etc.).
Esta dividido en tres grandes grupos:
1.Etudes de Moeurs au XIXe siècle (Estudios de los costumbres del siglo XIX)
2.Etudes philosophiques (Estudios filosóficos)
3.Etudes analytiques (Estudios analíticos) –

El estilo realista para describir con todo detalles estos tipos humanos se realiza a través de frases largas aunque utilizando vocabulario animado y colorido (esa sensación de lectura rápida que nos ha dado La prima Bette en un primer momento). Las acciones las narra Balzac de una manera omnisciente llevando su historia con efectos de sorpresa suave anticipando lo que sucederá después; pero a veces hace una pausa en la narración para presentar sus propias reflexiones como narrador (esa sensación de lentitud que provoca ese alejamiento de lo que estamos leyendo). En La prima Bette es ésta última sensación la que ha llevado a un estancamiento, un alejamiento de lo que estábamos leyendo…pero Balzac es así. Presenciamos una clase de anatomía social y Balzac es el omnipresente cirujano que lentamente va diseccionando y describiéndonos órgano a órgano y detallándonos la función que representa cada uno de ellos, en todo ese cuerpo que es la Sociedad. Balzac, por tanto es un realista, pero eso sí al abundar en los argumentos morales y sociales, con esas disertaciones incluidas entre la acción, nos da unos toques de cierto romanticismo todavía no desaparecido en su obra.

  • ¿Dónde se sitúa La Prima Bette en el gran Proyecto de La Comedia Humana?

La prima Bette es la primera novela de un díptico, publicado en París por cousinpons00balzrichentregas desde diciembre 1846. La segunda novela de este díptico es El primo Pons que se publicó en 1847. Se encuadra dentro del Estudio de la Costumbres, que se subdivide en seis partes y entre ellas está “Escenas de la vida parisina”, que incluiría estas dos novelas que denominó “los parientes pobres” pues Bette y Pons reflejan las dos caras de una misma moneda, y visualiza mucho de los pensamientos e ideas de los últimos días de Balzac. Estas dos novelas, con una impronta muy pesimista, fueron sus últimos escritos, donde nos encontramos a un Balzac abrumado por los plazos de entrega de tan magna obra, de las deudas económicas, de la pobreza que le sobrevenía después de vivir por encima de sus posibilidades y del gran esfuerzo físico y mental que suponía todo este proyecto. La Comedia Humana literalmente mató a Balzac.

IMPRESIONES 

Tengo siempre una consideración de “respeto” ante un Clásico, aunque me pueda parecer que ha quedado obsoleto, me resulte denso, la historia no me sugiera nada o no pueda adquirir de esa obra ninguna consideración de por qué aquello es un clásico. El clásico se escapa a la consideración de me gusta o no me gusta, de si es bueno o malo, pues un clásico también conforma un concepto del mundo al igual que lo hacen las ideologías que determinan el paso de la Historia. La Literatura sigue ese paso de la Historia y algunas obras, y sus autores, se pierden en el olvido, pero en cambio otras fundamentan unos valores que son inmutables al tiempo.

los-pecados-en-la-comedia-humana
“La prima Bette” de Honoré de Balzac, es una de las obras fundamentales de La Comedia Humana de Balzac. Los hechos que se desarrollan, la trama, los personajes, los diálogos, la estructura, las disertaciones, todo puede parecernos exagerado, ridículo, moralista, machista, denso, irreal…da igual “La prima Bette” seguirá siendo más allá de nosotros mismos, una obra esencial de la Literatura Universal. Todo ello por la sencilla razón que presenta, a mi ver, dos de las características que le dan esa definición: primero que aquello que nos cuenta, a pesar de las formas exageradas, es actual porque la codicia, el odio, la venganza, la hipocresía, la lujuria, la envidia, son pasiones absolutas que están ahora mas presentes que nunca; y segundo es una lección de historia, nos visualiza con una absoluta precisión una manera de vivir, una estructura social, unos principios, una ideología social de la que somos sus mas claros herederos. Eso es un clásico, es lo que encontramos en “La prima Bette” y eso es Balzac
Dice Simon LeysEmprender una lectura de La comedia humana es como subir a una balsa e intentar el descenso de un río inmenso e impetuoso: una vez que empiezas, no puedes abandonar; eres incapaz de parar, te ves arrastrado a otro mundo que es más emocionante, más intenso, más real que el insulso escenario que dejaste en tierra“, sin duda “La prima Bette” no tiene nada de insulsa, empiezas lentamente a navegar en sus paginas (parece sencilla), pero poco a poco empiezan las dificultades en el manejo de los remos, en los remansos del río, y de pronto te vez arrastrada por la corriente de las pasiones que allí ocurren; te absorben aunque no seas consciente de ello.  
Oscar Wilde
por su parte dijo “Un curso exhaustivo de Balzac, reduce a nuestros amigos vivos a sombras; y a nuestros conocidos, a sombras de sombras. Sus personajes tienen existencias fogosas 06-501163llenas de fiero colorido. Nos dominan y desafían el escepticismo…El creaba vida, no la copiaba“. Si pensamos en ese Baron Hulot, en Valerie Marneffe, en la propia Bette, en el capitán Crevel…¡cuánto escepticismo nos han creado!, pero a la vez Balzac nos ha recreado la ciudad de Paris donde sus calles y casas fragmentan los grupos sociales, así desde la casa de la calle “L’Universite que se halla entre la calle de Bellechasse y la de Bourgogne”  donde vive en un primer momento la familia Hulot vamos a llegar hasta el “tétrico barrio limitado por las calles de Le Rocher, La Pepinière y Miromesnil” donde encontraremos, casi al final de la trama, a un barón Hulot de Ervry, ahora llamado Sr. Vyder, caído en la mas abyecta y disfuncional perversión: la pederastia. Escepticismo y realidad.
Mi lectura de “La prima Bette” me ha creado cierta contradicción, la incredulidad ante los acontecimientos que se sucedían y la realidad de lo que allí se exponía. La cuestión es que reproducía un cúmulo de pasiones desenfrenadas por el que sentías desbordado tu raciocinio, pero también dabas cuenta de que aquello tan inverosímil era una realidad en el Paris decimonónico pero es una realidad en el aquí y ahora…eso nadie lo-puede negar. Pero así es Balzac, un Novelista  (junto con Dostoievski y Dickens) como lo definía Stefan Zweig, para quién “[las pasiones en Balzac]…son fuerzas motrices, impelentes, también ellas son importantes en tanto que sean los bastante intensas, incluso la más pobre linea de la vida tiene su impulso y pujante belleza, con tal que prosiga recta y sin romperse o recorra completamente su destino. Y arrancar del pecho del hombre estas fuerzas primitivas-o mejor dicho, estas mil formas proteicas de la verdadera fuerza primitiva-, calentarlas por la presión de la atmósfera, fustigarlas a través de los sentimientos, embriagarlas con los elixires del amor y del odio, dejarlas delirar en el éxtasis, estrellar algunas contra el guardacantón del azar, estrujarlas y separarlas a la fuerza, establecer vínculos, tender puente entre sueños, entre el avaro y el coleccionista, el ambicioso y el sensual, desplazar sin descanso el paralelogramo de las fuerzas, abrir en cada destino el amenazador abismo entre las crestas de las olas y sus valles…“. Sí, “La prima Bette” es un huracán de pasiones desenfrenadas que pueden parecernos ilógicas, pero la razón está alejada de lo que acontece en esta novela. Así es Balzac y esa es su realidad…y la nuestra. 

Acerca de olivia

Supervivencia, lucha, amor por los libros que me inspiran y han conformado mi existencia
Esta entrada fue publicada en Club Pickwick, libros clásicos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA PRIMA BETTE de Honoré de Balzac

  1. Carlos Tupiño dijo:

    Hola Olivia, entre a Twitter y encontré el enlace de tu reciente publicación. Me alegró, ya que siempre es un gusto leer los textos que publicas acerca de los libros que has leído. Muy interesante lo que comentas de esta obra que es parte de una obra fundamental de Balzac, como lo es la “Comedia humana”. Solo puedo decirte que las líneas que has escrito son muy objetivas y crea en el lector esa “necesidad” de buscar La prima Bette para leerla. También me parece importante e interesante que le hayas dedicado un espacio a la monumental obra de Balzac y a ubicar dentro de ella a La prima Bette.
    Como siempre, la lectura de tus textos es bien acompañada por las imágenes que insertas y que, al verlas, es como transportarse a esos lugares.
    Gracias por compartir ese interesante texto.

    Le gusta a 1 persona

    • olivia dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios sobre el artículo. No puedes llegar a entender La prima Bette sin contextualizarla en La Comedia Humana, se nota que está era de sus últimas obras, ya el pesimismo que tenía de su situación, de la sociedad y naturaleza humana era evidente.

      Me gusta

  2. Carlos Tupiño dijo:

    Es cierto; el contexto se hace necesario para una mejor comprensión de la obra.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s