DIVORCIO EN BUDA de Sándor Márai

Editorial: Salamandra, Letras de Bolsillo
Año edición: Barcelona, 2014
Traducción: Judit Xantus Szarvas

EN LO BUENO Y EN LO MALO

“Porque existen dos mundos y uno de ellos está más allá del espacio conocido en el que vivimos, y quizá en ese otro mundo vivamos de manera más real que en el espacio y en el tiempo…Ahora ya sé con certeza que hay otro lugar que es sólo nuestro, la propiedad privada de cada uno…”

En el verano pasado, en una conversación en la que explicaba la fascinación que siento por los libros de Stefan Zweig, por ese estilo que tiene el austriaco en su narración que provoca una lectura ágil, vertiginosa, hermosa, centrándose en la observación de los sentimientos y descripción del alma fullsizeoutput_5d6humana; comentaba, además, que me resultaba atractiva su lectura porque representaba una linea ininterrumpida de una parte de la literatura europea que “lloraba en palabras” aquel mundo que sustentaba sus ideas y que moría lentamente entre trincheras y cenizas. Es entonces cuando surge el nombre del húngaro Sandor Marai y en concreto el  libro “La mujer justa”.
Cuando empecé a leer ese libro no podía parar, sus palabras me atrapaban en una red de reflexiones íntimas. Recuerdo esas tres historias que eran sólo una, subyugándote entre un cúmulo de pensamientos, entre lo que somos y mostramos ser, entre lo viejo y lo nuevo. El mundo cambia y ellos también, pero se sigue aparentando que todo sigue igual.
Divorcio en Buda es mi segundo libro de Márai que complementa perfectamente el anterior pues ahonda en las complejas relaciones interpersonales y cómo se conjuga esa interacción. El autor nos perfila con detalles los pensamientos individuales de sus personajes y respecto a esa interacción, no da respuestas, al fin y al cabo sólo existe el individuo. La historia de marai_0Divorcio en Buda” comienza con el dialogo íntimo que realiza el juez Kristóf Kömives, nacido de una “familia de jueces” y “educado en el espíritu severo y consecuente, humanístico,de la tradición familiar“, donde la justicia era un valor supremo que él y sus antepasados representaban mediante una forma de ejercer la administración de las leyes que recibía el nombre -dado por los colegas de profesión- de “la escuela Kömives…inflexible y formalista“. El juez Kömives había nacido “en la frontera de dos mundos” y era consciente de ello. Observaba lo que sucedía a su alrededor con atención, pero aunque el mundo cambie y él esté presente, aquello, lo nuevo, no interfería en lo que él era o representaba. El hecho que encauza la acción de toda esta historia es el caso de divorcio que tiene que juzgar entre Imre Greiner, un compañero del colegio en su infancia, y Anna Fazecas, a la que recuerda haber conocido hace varios años, antes de casarse con su mujer Hertha. Aquellos fueron breves encuentros, un baile, una charla modificacion-de-las-medidas-definitivas_las-palmas31el juez no consigue recordar las palabras, pero aún puede oír la voz de la muchacha“, un paseo por el puente…cosas sin importancia. Delante de los papeles del divorcio el juez piensa en aquella mujer “¿Quién había sido para él Anna Facetas?…Ya no recuerda …“. Desde ese momento, comienza el juego de introspección característico de la narración de Márai. El juez reflexiona sobre su vida, se retrotrae a su infancia, a su padre, Gabor Kömives, Juez del Tribunal Supremo “que estaba por encima de las pasiones humanas, parco en palabras, inabordable y cerrado” pero que como descubrió Kristof “…era en su fuero íntimo, una ruina viva, más miserable y desafortunado que un paralítico, lleno de dudas y heridas, desesperado aunque lo disimulara con una fuerza sobrehumana“. Pero así somos, mascaras de algo impenetrable que guardamos sometidos a las convenciones sociales, a la educación, a las normas supremas del ámbito social en el que vivimos y estamos, pero por dentro… por dentro somos otros: “la propiedad privada“. Esto es lo incognoscible en las relaciones entre un hombre y una mujer, entre un padre y un hijo, entre hermanos, entre unos individuos y otros, a pesar de vivir en sociedad seguimos estando solos. Este es el nucleo, para mí, de lo que quiere expresar la novela de Sándor Márai. Kristof reflexiona también sobre la relación con su esposa Hertha, hija de un general austriaco, en el que perfilamos aquel Imperio desmembrado que guarda los complejos de superioridad e inferioridad anquilosados en la memoria, por ello ante su familia política sentía cierta reserva a pesar de ser iguales y diferentes a la vez “¡Son culturas distintas, son otras formas!…Pero en el fondo esas diferencia le daban miedo“. Y todo esto pensamientos simplemente por un caso de divorcio y una velada figura de una mujer, Anna, “…a la luz de una farola”.
puzzleEl segundo dialogo corresponde a el doctor Imre Greiner, que se presenta en la casa del Juez la noche antes de que el divorcio se haga efectivo, con la noticia impactante: “la sesión de mañana no podrá celebrarse porque hoy he matado a mi mujer“. A partir de esta confesión se desgranará el amor “…el amor es algo mas que el conocimiento…” el matrimonio, la pareja, lo común y lo individual “..no hemos podido soportar lo que nos callábamos ante el otro. Ya sabes esa propiedad privada“. Vemos otro mundo, otra vida, un discurrir diferente, también hecha de mascaras, de parecer lo que no se es, “Fingía ser un hombre de mundo“. Pero el juez no es sólo un simple oyente, también es testigo, parte implicada; pues, a veces, sin pretenderlo, las más nimias acciones que realizamos en algún momento determinado de nuestra vida se convierten, en la espita que producen actos irrefrenables, y un encuentro no es sólo un encuentro, sino que “un encuentro fue <<eso>>” aquello que trastoca lo formalmente establecido y rompe los cimientos de algo que debería de ser imperecedero. Pero no, no nos engañemos, en esta historia al igual que ocurre con Kristof y Imre, lo que parece ser no es.
Un libro, que mientras lees te lleva a tantas reflexiones, cada palabra es un pensamiento. Divorcio en Buda es también, la metáfora de una Europa que está dando el último golpe maestro que fracturará el debil equilibrio que la sustenta “…si Europa desaparece aunque sea en parte, si desaparece todo lo que hemos construido…entonces ¿qué importa lo que ocurra a un matrimonio…?“, y por ello, no sólo contemplamos el fin de la historia de unión entre dos personas; el divorcio es ruptura y la ruptura implica muchas cosas. En esta novela todo es antitético, hombre y mujer, lo real y lo fingido, lo nuevo y lo viejo… una dualidad que es visualmente representada en la imagen de Kristof en el puente contemplado las dos orillas de  la gran ciudad de Budapest, que oye los cercanos tambores de guerra, “ante sus ojos se extendía Pest, la parte nueva …El miraba esa ciudad y la veía extraña” pero “Se volvió hacia el panorama más histórico de Buda… y, contempló un tanto aliviado la imagen conocida, como si después de un largo viaje regresara por fin a casa“.

EPSON scanner Image

Acerca de olivia

Supervivencia, lucha, amor por los libros que me inspiran y han conformado mi existencia
Esta entrada fue publicada en Reseñas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a DIVORCIO EN BUDA de Sándor Márai

  1. Me alegró leer esta reseña y comentario sobre una de las obras de Márai. Recuerdo el primer libro de este escritor: “El último encuentro”; luego siguieron “La herencia de Eszter” y “Liberación”. El libro que comentas lo tengo pendiente en mis lecturas.
    Muy buena la manera de presentar la historia y los dos diálogos. Concido contigo en que la lectura de Márai nos lleva a reflexionar.

    Le gusta a 1 persona

    • olivia dijo:

      Un libro muy bello es “La mujer justa”. He leído “El último encuentro” y ahora estoy con “El último burgués “. Me gusta mucho este autor que descubrí este verano pasado.

      Le gusta a 2 personas

  2. Lauramartierra dijo:

    Tu reseña es muy interesante, la tentación para leerla ha crecido mucho. Este verano estuve en ese puente deleitándome con el Danubio. Una razón del viaje fue la lectura de “Danubio” de Magris.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s