LAS SILLITAS ROJAS de Edna O’Brien

carnicero-sarajevo
El 6 de abril de 2012 se colocaron en filas 11.541 sillas rojas a lo largo de los ochocientos metros de la calle principal de Sarajevo con el fin de conmemorar el vigésimo aniversario del inicio del asedio de la ciudad por parte de la fuerzas serbobosnias. Una silla vacía por cada habitante de Sarajevo asesinado durante los 1.425 días de sitio. 643 sillitas representaban a los niños asesinados por los francotiradores y la artillería situada en las montañas circundantes.

portada_las-sillitas-rojas-500x765Con un comienzo disfrazado de cuento de hadas irlandés, nos sumergimos en esta historia que se inicia cuando un misterioso extranjero aparece “surgiendo” de un riachuelo en un pequeño pueblo al oeste de Irlanda, “un helador remanso con aspecto de pueblo llamado Cloonoila”. El recién llegado está envuelto de una impronta mítica tanto en su aspecto “barbudo, lleva abrigo largo y oscuro y guantes blanco” como en las reminiscencias que deja en la memoria colectiva de sus habitantes ”Mucho mas tarde habría quien hablaría de extraños sucesos acontecidos esa misma noche invernal: perros que ladraban desaforados como si hubiera tormenta, y el sonido del ruiseñor, cuyo canto y gorjeos nunca se oían tan al oeste”.
El Doctor Vladimir Dragan, pues así dice llamarse, es un poeta, filósofo, médico, y como señala su tarjeta de presentación “SANADOR Y TERAPEUTA SEXUAL”; y como en una típica comedia irlandesa se nos presentan acompañado de una serie de clichés: la taberna como lugar de información, el cura, la monja, el escéptico policía, el club de lectura … poco a poco los habitantes de este “mágico lugar” caerán bajo la influencia del nuevo residente, que actuando tal como el Flautista de Hamelin irá encandilando uno a uno a sus vecinos que irán cayendo bajo su hechizo y causando una sorpresiva interrupción en la vida cotidiana de este pintoresco pueblo. Una de las víctimas de este 3-dunguaire-castle-galwayencantamiento colectivo es Fidelma Mcbride, casada con un hombre mucho mayor que ella y que desesperada por tener un hijo, cambia las abluciones en las aguas heladas del río por el enigmático doctor para conseguir su anhelado embarazo. Desafiando su matrimonio, las habladurías y las convenciones sociales se vuelve hacia él para que le cure de sus dolores mas profundos: un hijo y la soledad. Una clandestina habitación de hotel se convierte en el depresivo lugar de la consecución del deseo.
Pero no nos engañemos, poco a poco vamos dejando atrás el cuento de hadas o el relato costumbrista y penetramos en una realidad escalofriante y perversa, el cuento de terror se hace real y una mañana de excursión a la tumba del poeta Yeats, el Doctor Vlad es detenido revelándose que es un criminal de guerra y un asesino de masas perseguido por el Tribunal Internacional de la Haya (personaje basado en el líder de la República Serbia de Bosnia, Radovan Karadzic, detenido en Serbia en 2008 después de 13 años en la clandestinidad; conocido como el carnicero de Bosnia, Karadzic fue juzgado en La Haya  por crímenes de guerra. Mientras estaba en la clandestinidad, Karadzic practicaba la “medicina alternativa”). Esta revelación produce una devastación en la comunidad rural pero especialmente en Fidelma, quien se ve sola sometida al castigo de la culpa que lastra el depravado personaje, que se concreta en una terrible escena escrita con una brutal realidad, no apta para pusilánimes, donde la autora no se ahorra ningún detalle. Ella, Fidelma Mcbride, será castigada como en los cuentos de hadas en el que las consecuencias son enormemente desproporcionadas a las causas.
wa63hcNo creamos que estamos terminando la historia, al contrario, es ahora cuando la autora realiza un giro narrativo y desde los campos verdes y mágicos de Irlanda nos situamos en un Londres que “parece sumida en una noche negra” a la orilla de un Támesis “con aguas de color caramelo” . Comienza la historia de Fidelma en su “Odisea” de penitencia, de expiación de la culpa, en la que se verá acompañada por otra serie de personajes que nacen de las vivencias del terror, son los refugiados de países destrozados por la guerra, las víctimas de la circuncisión femenina, de la limpieza étnica, del alistamiento forzoso… y todos pululan por ese mundo escondido, que no viven en un cuento de hadas sino en una historia real de huida y de búsqueda de una dignidad en un momento perdida o quizás nunca conocida. El camino de Irlanda – Londres – La Haya, es la búsqueda de un perdón o castigo -la propia Fidelma lo debe descubrir- y un recordatorio de que el daño no cicatriza en un específico momento que la Historia decide concretar en un acto o en una fecha, sino en el inespecífico punto de ese camino doloroso que realizan las víctimas en la liberación de la causa de su sufrimiento (si eso puede ser posible) y que en esta novela se nos muestra como sufrimiento global. Las guerra, las injusticias y sus consecuencias no pertenecen a unos pocos sino a todos.sillas-rojas
Una novela que te sorprende con sus giros y vueltas, con sus cambios de un ambiente rural a la ciudad de las almas olvidadas de la guerra, de la persecución, de las víctimas de horrores indescriptibles; porque pasamos de la comicidad de un pueblecito irlandés a las desgarradoras historia de los marginados como Nahirla guerra es una lotería… y saqué todos los números”, Oghowenyo fui un problema en la vida de mi madre” o la de Fidelma, que conocemos y que hemos vivido en primera persona. Nos desplazamos de los autores a sus víctimas, de la paz a la guerra. Giros en el tono, en los diálogos guardando las imperfecciones gramaticales del desconocimiento del idioma en muchos de esos personajes. Y como no, Edna O’Brien, deja lugar entre este dolor para la esperanza que se abre paso, para la búsqueda del hogar como la metáfora de la expiación y la liberación:

“Hogar. Hogar. Hogar. El cántico se alzó y creció, ganó las vigas y traspasó las paredes, salió a la calle iluminada y a los pantanos y praderas del campo, atravesó cementerios y rediles, bosques mudos de asombro, las solitarias sabanas y los hediondos barrios pobres, cruzando los mares, y aún más allá, rumbo a destinos infinitos y anhelado…Resulta increíble la cantidad de palabras que existen para decir <<hogar>>, y la música brutal que pueden llegar a desencadenar”

Editorial: errata naturae
Año de publicación: 2016
347 páginasab87321cf

Acerca de olivia

Supervivencia, lucha, amor por los libros que me inspiran y han conformado mi existencia
Esta entrada fue publicada en libro. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LAS SILLITAS ROJAS de Edna O’Brien

  1. Yo estoy leyendo Albert Camus: el tránsito de lo absurdo a la rebelión (2013) de Juvenal Vargas Muñoz (un profesor de mi Uni); y me ha llamado algo poderosamente la atención, aquella forma sutil que vas tanto demostrando como se ve es propio de la novela de Edna O’Brien con relación a algo que Albert Camus llamaba la rebelión del paradigma temporal/histórico sobre la literatura. Explico ésto último, al vivir durante la primera mitad del siglo XX, Albert Camus vivenció lo que él llamo una transmutación de los valores e afectación moral del hombre actual, esto es, las implicaciones (muertes) que dejaron las guerras mundiales, al concebir ésto tan inhumano (y que concuerdo) [y bajo influencia de Arthur Schopenhauer] comprendió que la vida no tenía prácticamente nada que ver con la racionalidad que constituimos, que el absurdismo parecía plagar la existencia. Al seguir escribiendo/experimentando agregó más, la vida, es cierto, carece de sentido en su superficialidad, esto es, en lo comprobable, más debajo de ello subyace la voluntad como representación (la obra de Schope se sigue notando). Por lo que la tarea es apelar a procesos de redignificación del hombre y sus valores, pues los pasados se habían mancillado por las redes comunicativas predominantes (de aquí bien podría establecerse la relación con la Teoría crítica); ésto el lo traduce así: “Si realmente se quiere hacer filosofía se deberían escribir novelas”, escribe en su diario —Carnets— […] (p. 17).

    Por lo que he leído éste tipo de novelas no son muy comunes, y sí creo que por allí es uno de los caminos y tareas de la educación. Saludos Oli.

    Bibligrafía:

    Vargas, J. (2013). Albert Camus: el tránsito de lo absurdo a la rebelión. (Ed. 1). México: Departamento editorial de la Facultad de Humanidades de la UAEMéx.

    Me gusta

  2. Una trama bastante compleja e interesante. Puede ser un libro para conocer la obra de la autora.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s